Garantías para la protección integral de los derechos fundamentales en el ordenamiento jurídico español

Análisis sistemático de los distintos tipos de garantías para la protección de los derechos

  • Lecciones
  • Videotutorías
  • Ejercicios
  • Bibliografía especializada
  • Cuestionario final
  • Conclusiones del alumno

Presentación del curso

Son muchos los autores que, como N. Bobbio, consideran llegado el “tiempo de los derechos” y la necesidad de concentrar los esfuerzos políticos y jurídicos en la eficacia de los mismos, más que sobre su enunciación, muchas veces hueca y vacía. Esto se logra, a través de la política, y sólo gracias a la plasmación de una ética pública en el ordenamiento jurídico constitucional. Parte de esta ética pública son las llamadas “garantías” de los derechos fundamentales, recurso en el que se apoya tanto el principio de legalidad, como el principio democrático esenciales para el funcionamiento del Estado de Derecho.

En este curso se trata de exponer de manera fácil, comprensible y pensando en los estudiosos del Derecho comparado las garantías existentes en el ordenamiento jurídico español. Las garantías jurisdiccionales, normativas e institucionales recogidas en un ordenamiento jurídico cualquiera son la vara de medir con la que cuentan los juristas para constatar dicha eficacia, tal y como se verá en el curso. De esta forma, se exponen las garantías jurisdiccionales o individuales por vulneración de los derechos subjetivos de los individuos; las garantías normativas, es decir, aquellas que emanan de la Constitución y que garantizan más allá de la Ley el cumplimiento de los mandatos legislativos; por último, las garantías institucionales, o aquellas que forman parte de un órgano del Estado o son en sí una institución defensora de los derechos fundamentales.

Se presentan de esta forma, por un lado, las cuestiones básicas de Derecho positivo que regulan la protección de los derechos fundamentales en España. Por otro, incidiendo en el estudio de la teoría de los derechos fundamentales, se pone de relieve la distinción entre garantías y derechos fundamentales (cuya confusión es parte de un error común) y su relación complementaria pero no idéntica.

Lección 1: ¿Por qué proteger los derechos fundamentales?

La pregunta que encabeza el título de la lección primera parece de respuesta obvia y es probable que cualquier lector interesado en estos temas piense que es inútil dar una respuesta por su evidente obviedad. Aunque esto es cierto, sin embargo conviene siempre tenerla presente puesto que la presión sobre los derechos fundamentales es constante. Y la mejor prueba de esa constante presión para evitar respetar los derechos fundamentales es el de su evolución. Para una adecuada comprensión del tema, es conveniente partir de la noción de Estado de Derecho del siglo XIX hasta la que se perfila actualmente para examinar cómo evolucionan los mecanismos de protección, que pasan del mero reconocimiento hasta su protección efectiva y pluridimensional; también hay que recordar el carácter o la estructura de los derechos fundamentales.

Lección 2: Las garantías jurisdiccionales o subjetivas

En esta lección se examinarán las garantías jurisdiccionales o subjetivas, es decir, los mecanismos de reacción a disposición del ciudadano para responder ante la agresión en sus derechos fundamentales. Los órganos encargados de dar respuesta a esa agresión son tres: en primer lugar los jueces y magistrados que integran el Poder Judicial mediante dos tipos de procedimientos: el procedimiento ordinario o común y el procedimiento sumario y preferente. El segundo órgano es el Tribunal Constitucional, normalmente a través del recurso de amparo y, excepcionalmente, a través del recurso de inconstitucionalidad cuando la vulneración del derecho fundamental provenga de una ley singular. El tercer órgano es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, conocido como Tribunal de Estrasburgo, por radicar allí su sede. Previamente a ello, se hará mención a los elementos sobre los que pivotan o en los que descansa el entramado de la protección jurisdiccional, es decir, las cláusulas interpretativas que deben regir todo proceso, así como la existencia del derecho al proceso como derecho fundamental.

Lección 3: Las garantías normativas (o constitucionales) y las garantías institucionales (u orgánicas)

En esta Lección se cambia de perspectiva: no se trata de ver la protección desde la perspectiva del individuo, sino del conjunto de los derechos fundamentales, en tanto y cuanto se trata de garantizar que estos no se vean vulnerados por la acción del poder legislativo y, en su caso, del poder ejecutivo; de hecho estas garantías también son denominadas genéricas o abstractas, en cuanto no persiguen una protección puntual, sino mucho más amplia: la salvaguardia del sistema de los derechos fundamentales.

Mapa de contenidos

Dr. D. Jorge Lozano Miralles

Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Jaén, obtuvo la licenciatura en 1985 por la Universidad Complutense, se diplomó en Derecho Comunitario en 1986 por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y, tras una etapa de ejercicio de la actividad profesional como Letrado y Magistrado, defendió su tesis doctoral sobre la Camara de Cuentas de Andalucía en la Universidad de Jaén en 1995. Es autor de cinco monografías y más de 50 artículos nacionales e internacionales. Es miembro del Colegio de Doctorado “Economía y Derecho” de la Universidad Federico II de Nápoles, además de investigador en distintos proyectos internacionales, nacionales y autonómicos. Es miembro fundador de la Sociedad Iberoamericana de Derecho Procesal Constitucional. Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Jaén.

Este es un proyecto sin ánimo de lucro. ¡Compártelo!
Ir arriba